STALINGRADO
por José Antonio Velazquez

 

Diorama inspirado en la famosa batalla que marcó el principio del fín del tercer Reigch.

Hacia el 20 de septiembre de 1942 el VI Ejército alemán había llegado hasta los muelles del Volga, con lo que el LXII Ejercito soviético quedaba separado del LXIV Ejercito y acorralado junto al río en un frente de unos veinticinco kilómetros. La aviación alemana había transformado Stalingrado en un confuso montón de escombros que dificultaban ahora las maniobras de los panzer. Los combates se libraban en un espacio muy reducid, donde los rusos buscaban conscientemente la lucha cuerpo a cuerpo.

En aquellos combates callejeros la táctica alemana resultaba inadecuada . Como nos dice el general soviético Chuikov, jefe del LXII Ejercito soviético, en sus memorias: "Los defensores de Stalingrado idearon dejar que los carros de combate se acercaran al alcance de sus cañones y fusiles antitanque y, simultáneamente , mantenían a la infantería alejada de los blindados, transformando así el orden de batalla enemigo."

Los enfrentamientos más encarnizados se produjeron en octubre en el asalto a los grandes complejos industriales Djerzinsky y Barricades. Solo quedaba un pequeño sector de la ciudad por ser conquistad, pero desde la otra orilla del Volga, los rusos hacían fluir las tropas necesarias para sostener el reducto defensivo.

El diorama

La escena representa fielmente e n lo que se convirtió la batalla por Stalingrado, una cruenta lucha urbana donde cada casa se convertía en una posición a defender y en la que los carros blindados poco podían hacer. El peso de la batalla recayó sobre las unidades de infantería, que a menudo se enzarzaban en duros combates cuerpo a cuerpo, muchas veces para solo conquistar unos pocos palmos de terreno.

Aquí se puede observar un grupo de soldados alemanes sirviendo un mortero de 80 mm junto a un T34 abandonado por su tripulación. El terreno se encuentra batido por la artillería, por lo que el transito de blindados es prácticamente imposible. La escena corresponde a una serie de fotografías tomadas durante el combate, aunque originalmente los sirvientes del mortero aparecen en pose relajada, aquí decidimos aprovechar las figuras que incluye el nuevo kit de tamiya "German infantry mortar team" las cuales se encuentran en plena acción, y así aportar dramatismo a la escena.

T34-76 modelo 1943

Aunque esta versión del T34 sea denominada como 1943, entró en servicio a finales de 1942, justo para ver acción durante la batalla de Stalingrado.

Utilizamos un kit de Tamiya de este mismo modelo, al cual añadimos un fotograbado de la marca Eduard y unas cadenas de Modelkasten, además de algunos detalles de fabricación propia. De esta manera están realizados la tapadera del cajón externo, la cual se hizo con plancha de aluminio, y el interior de la torre del carro, la cual se detalló con elementos de realizados a scrach.

La pintura del modelo constituyó en este caso la parte más interesante debido a lo atractivo de los efectos de deterioro y suciedad que refleja el carro de la fotografía. El polvo acumulado en toda su superficie es el detalle más sobresaliente, éste es tan intenso en algunas zonas que incluso impide ver el color base del carro. Dicho color base lo hicimos utilizando colores acrílicos de la marca Tamiya realizando una mezcla con los siguientes colores: XF21 SKY, XF23 LIGHT BLUE,XF26 DEEP GREEN, XF58 OLIVE GREEN, XF61 DARK GREEN, XF62 OLIVE DRAB.

El proceso de envejecimiento lo iniciamos perfilando el carro mediante un lavado con oleo negro. A continuación comenzamos el proceso de empolvamiento y decoloración del color base, para ello realizaremos una serie de filtros con colores al óleo muy disueltos en aguarrás.

Primeramente realizaremos un lavado general, intensificando el proceso en aquellas zonas en las que el polvo es más predominante, utilizaremos en principio oleo Ocre Amarillo y aportaremos un poco de contraste utilizando óleo Siena Natural que es algo más oscuro.

Finalmente terminaremos de consolidar este efecto con un último filtro realizado con una mezcla de esmaltes Humbrol, los cuales son: MATT 34 WHITE, SATIN 71 OAK, MATT 93 DESERT YELLOW. Los últimos retoques los realizamos con un sutil lavado con óleo blanco aplicado solamente en algunas zonas buscando evitar una excesiva uniformidad, también se puede aplicar un ligero filtro con aerógrafo utilizando una mezcla de acrílicos muy disueltos en agua, en nuestro caso se usaron el XF2 WHITE y el XF57 BUFF para tal efecto. Dicha mezcla se aplicó a las ruedas y bajos del vehículo, pero de una manera más intensa.

El triángulo blanco de la parte superior de la torre del carro es una marca de identificación aérea, este se realizó mediante enmascaramiento y aerógrafo. La tierra acumulada en los faldones se realizo con hojas de té secas así como con tierra mezclada con aguaplast.

El interior de la torre del carro está pintado en blanco, que más tarde fue ensuciado con lavados de oleo Negro y Verde vejiga. Los desconchones fueron realizados con gris grafito elaborado con colores acrílicos de Vallejo.

Las cadenas del carro fueron pintadas con un color gris grafito a base de una mezcla de XF1 BLACK y XF66 LIGHT GREY, luego se les aplicó un lavado con el mismo color con el que se dio el último lavado.

La silga se realizó aprovechando las cabezas de las que vienen incluidas en el kit y añadiendole soga de modelismo naval. El conjunto se pintó con un marrón oscuro base, al que se le sacaron luces con marrón anaranjado.

El tronco es el que aporta el kit, a este se le realizo una testuración utilizando una sierra de pelo plano. Ésta se pasa longitudinalmente por todo el tronco de esta forma los dientes van grabando surcos similares a las estrías que tiene la madera. Posteriormente pintamos el mismo con XF52 EARTH, le aplicamos un lavado con óleo negro y para finalizar utilizamos una mezcla de MATT 34 WHITE y MATT 63 SAND (Humbrol) la cual daremos a pincel seco.

El foco se vació en un principio para luego colocarle una pieza de plancha de aluminio en el interior. En este mismo material esta realizada la correa que pende del costado derecho.

El terreno

El diorama se caracteriza por que en el aparece el vehiculo principal en una pose poco habitual según las obras que por ahí podemos ver. Este hecho va a marcar toda la concepción y elaboración del terreno, y es precisamente esto lo que queremos analizar en este articulo.

Partimos de una base realizada con corcho sintético (del que se usa en los aislamientos), en la cual ya vamos definiendo los volúmenes que ha de tener el terreno. Posteriormente, utilizando pasta de modelar , realizamos todos los exabruptos del mismo. Aquí hay que ir preparando la base para que posteriormente alberge al carro, por lo tanto habrá que adaptar el terreno al mismo. Igualmente haremos para con las figuras y el mortero.

Una vez seca la pasta de modelar colocamos el carro en el hueco que habíamos dejado al efecto y preparamos aguaplast mezclado con alquil para que sirva de cama a la tierra que vamos a pegar sobre la superficie . Con dicho aguaplast acabamos de adaptar el carro al terreno para que este totalmente integrado en el mismo y produzca una sensación real de enterramiento.

Después de haber esparcido tierra, escombros y arena por toda la superficie del terreno procederemos a colocar aquellos elementos que aparecen más o menos enterrados en el mismo y así aprovecharemos que el aguaplast se encuentra aun fresco.

Para aquellos que dependemos más de nuestro ingenio que de nuestro bolsillo para realizar maquetas, os diré que no es necesario gastarse el dinero comprando un compactador para evitar que la arena y la tierra no acaben volando por ahí, se puede disolver alquil en bastante agua y aplicarlo con un pincel sobre toda la superficie, este método es más barato y en mi opinión más fácil de aplicar ya que el compactador es más denso que el alquil disuelto en agua, por lo tanto se esparce con más dificultad pudiendo llegar a alterar la disposición de tierra y sobre todo de la arena que es mucho más ligera.

Seco ya todo el terreno procederemos a pintarlo para ello utilizaremos XF57 BUFF aclarandolo con un poco de blanco. Hay que tener cuidado y no pintar el carro más allá de las partes que así sea necesario. Para darle una nota más real al conjunto se decoran algunos cascotes como si fueran trozos de azulejos o baldosas. Finalmente se realizaron lavados con Ocre Amarillo y Siena Natural, el primero general y el segundo insistiendo en las zonas en sombra o hundidas para aportar volumen al terreno.

Con Tierra Sombra acabaremos de dar los últimos retoques en aquellas zonas más oscuras o deprimidas. Las barillas y la tubería oxidadas se pintaron con MATT 62 LEATHER al que aun fresco se le aplico un lavado con oleo negro de manera selectiva.

La manta y el trapo, que se encuentran tirados en el terreno, se realizaron con masilla epoxidica de dos componentes. La ametralladora abandonada procede del kit de Tamiya correspondiente a l GAZ67B. Dicha ametralladora la pintamos con una mezcla de Verde Militar 975 y Gris Oscuro 994, ambos colores de Acrílicos Vallejo. Se aplico posteriormente un lavado con oleo negro y, una vez seco este, se procedió a dar manchas con un color más claro el cual lo hicimos con una mezcla de Verde militar 975, Gris pálido 990 y Marrón chocolate 872. Se añadieron algunos toques de color aluminio en las zonas más oscuras y en las aristas.

Mortero y equipo de sirvientes

Las figuras fueron pintadas utilizando para ello colores acrílicos de Vallejo, seguimos para ello el método expuesto ya en anteriores artículos así como en la enciclopedia Modelismo Aplicado. El mortero fue decorado de igual manera que lo habíamos hecho con la ametralladora soviética abandonada, también fueron pintadas de la misma forma las cajas que contienen los proyectiles de mortero.

Bibliografía

- T34 in action: Squadron/Signal publications

- DE MOSCU A STALINGRAD la bataille de stalingrad (1): Armes Militaria magazine

- DANS L’ENFER DE STALINGRAD de moscu a stalingrad (2):Armes Militaria magazine

 

Texto y fotografía © José Antonio Velazquez
2003

 
colabora@panzernet.com