Existen algunas técnicas que por si solas no funcionarían, es decir, que no se pueden dejar como resultado final por que no dejan un acabado aceptable o bien no dejan ningún acabado en concreto. Eso ocurre con el filtro. Es una técnica complemento de otras técnicas primarias, un ladrillo más en esa compleja construcción que es el resultado final de una buena maqueta. pero como ladrillo que es, no olvidemos que algunos edificios solo se hacen de piedra o cemento o madera. Es decir, que no es imprescindible...

¿QUE ES?

Hacia el año 1992 apareció esta denominación para clasificar un efecto que no siempre se comprendió y que incluso hoy en día se sigue confundiendo con los lavados o veladuras. El filtro tenía por finalidad dar una aspecto más real a una superficie, enriquecerla y darla profundidad, de tal modo, que un color base completamente plano adquiriera realismo con la simple aplicación de los filtros. Pero además sirve para modificar con mucha precisión el tono original que posee la maqueta, acercándolo a esos difíciles colores imposibles de conseguir con mezcla.

¿QUE SIMBOLIZA?

Las texturas, los objetos, las materias poseen unas características por si solas al margen de los efectos medioambientales que normalmente pasan desapercibidas por la mayoría de los modelistas, sobre todo por que muchas veces se tiende a representar solamente los efectos y no la textura al natural. Por ejemplo, una superficie metálica pintada no se muestra al ojo humano igual que una superficie de plástico pintada. La textura resultante , al margen del barro, óxidos, suciedades, etc es completamente distinta una de otra. El filtro más concretamente tiende a representar ese pequeña diferencia de textura y riqueza cromática, de una forma muy sutil, que hará que una superficie de metal se parezca mas a una superficie de metal y no de madera.

También podemos entenderlo como un filtro de color, como los que se usan en fotografía para modificar el tono general sin modificar el contraste o el brillo.

¿COMO SE HACE?

El filtro es muy sencillo de ejecutar, pero se precisa conocer a la perfección el material y la herramienta a utilizar. Lo más importante de todo es saber en todo momento en que situación se encuentra la superficie a tratar.

a) Si la superficie es mate, el filtro actuará a un 100% de eficacia, su secado será rápido pero las distintas superposiciones de filtros no serán tan eficaces. En este caso es más útil hacer uno o dos filtros.

b) Las superficies satinadas son las ideales para ser tratadas con filtros. El secado será más bien rápido, y podremos dar numerosas capas de filtros y de distintos colores hasta conseguir el efecto deseado. Además, este tipo de superficie dará junto con los filtros una textura metálica sea cual sea el color base. Hasta un máximo de 10 o 12 filtros serán viables utilizando unos 4 colores como mucho.

c) Solamente la superficie brillante dejara nuestro limite al borde de transformarse en lavado, ya que el filtro no cubrirá por igual la superficie debido a su brillo y tenderá a acumularse en ranuras y recovecos a la manera de los lavados. El secado aquí será muy lento y dificultoso y tendremos que vigilarlo hasta que seque. Aquí, solo 1 o 2 filtros son útiles. Más, nos ensuciaría la superficie.

Para realizar un filtro, tenemos que aplicar una capa de color muy diluida, casi con un 95 o 98 % de diluyente y el resto de pintura. Solo con esta mínima cantidad de pintura podremos dar un filtro eficazmente. De esta manera, al aplicar el filtro y dejarlo secar, nos dará casi la impresión de no haber hecho nada, pero si hacemos la prueba dejando una parte de nuestra maqueta sin dar el filtro, veremos la diferencia. Conviene aplicarlo con un pincel suave, redondo, del numero 6 o 8. Podemos usar pinturas humbrol para este cometido, incluso óleos si queremos dar mas viveza. El aguarrás puro nos servirá de diluyente, pero nunca usemos disolvente universal, ya que nos arruinará el trabajo, se comerá la pintura base. Las esencias de trementina o la de petróleo son excelentes si las conocemos y sabemos que resultados nos dejará, pero os recomiendo comenzar con aguarrás normal, del que venden en cualquier droguería o supermercado. La esencia de petróleo quizás es la que menos marcas nos dejará, pero con el tiempo veremos que es interesante que el filtro deje irregularidades.

Mojaremos el pincel en esa transparente mezcla de un 5% de color y un 95% de aguarrás. Secaremos un poquito el pincel para que este quede húmedo y no EMPAPADO, y lo apoyaremos en la superficie de la maqueta deslizándolo rápidamente para que la mezcla se extienda uniformemente. Tendríamos que tardar alrededor de 30 o 45 segundos en filtrar un carro tipo Sherman a escala 1/35, y unos 10 segundos en hacerlo si este fuese a 1/72. Esto es importante si queremos que el secado sea uniforme.

Esperaremos tomándonos una cerveza y echándonos una partidita al ordenador hasta que se seque (1 o 2 horas) y le daremos la siguiente capa de filtro.

Podemos ir combinando distintos colores, mas claros o mas oscuros, azulados, rosáceos o anaranjados. La pariencia original de nuestro vehículo no cambiará, pero todos esos matices darán un resultado sorprendente y modificarán el color del vehículo acercándolo a lo que nosotros queramos con mucha precisión.

EL TRUCO

Es casi imposible que un filtro quede mal, ya que la cantidad de color usado es mínima, pero el aguarrás suele ser el que te amarga la existencia. Os recomiendo comprar al menos dos botes distintos de aguarrás del mas sencillo y barato, y hacer un par de pruebas antes en una maqueta vieja. Una vez comprobado que aguarrás da mejores resultados...iréis sobre seguro sobre las 30 maquetas siguientes que hagáis antes de que vuestro gato tire el bote.

Yo compre dos hace 3 años de 500ml. Uno hacia que nunca se secase y quedase pringoso, y otro era excelente y me dio un resultado fenomenal. Pero ahora se me está terminando y no recuerdo en que cutre supermercado lo compré. Ahora me tocará sufrir en mis carnes el mismo miedo que un principiante, hasta que consiga otro similar.

ÚSALO PARA...

...enriquecer sobre todo superficies muy monótonas y uniformes, satinar ligeramente un carro si se nos quedo excesivamente mate, y para modificar colores que son muy difíciles de conseguir haciendo mezclas. Suponeros que queréis hacer un vehículo en color arena pero ligeramente verdoso. Podemos emplear colores clásicos de arena. Dejamos secar y luego, a base de filtros verdes acercamos el color arena al color arena verdoso que deseamos.

¡¡¡ OJITO !!!

Cuidadin, cuidadin de no sobrepasar ese delicado 5% de color y de que el pincel no esté empapado, ya que si no, lo que estaremos haciendo será un lavado y entonces no tendrá sentido el que yo haga la ultima parte de estos trucos sobre los lavados.

El filtro es fundamental para la mayoría de las maquetas que hagamos, pero...que la gente no termine llamando FILTERMAN. En el conjunto de tu maqueta terminada solo debe de tener.....un 5% de protagonismo. Por cierto, que después de esto, estoy pensando en cambiar el nombre de filtro por el de la técnica del 5%. Creará menos confusión.

[ Contenido Rarities ]

 

Texto y fotografía © Miguel Jiménez
2000

 
colabora@panzernet.com