NIVEL 3: Tengo el Poder

Pues este puede ser muy bien tu propio estudio fotográfico. Si lo analizas bien, en principio sólo hemos sustituido nuestra cartulina por un fondo fotográfico profesional y la luz del sol por iluminación artificial. En principio nada más ha cambiado, pero ya nada será igual.

En esta última etapa, todas las exigencias se centran en cómo iluminar tu modelo, porque ya no vas a depender de si es de dia o de noche para ponerte a trabajar, y además vas a conseguir que la iluminaciíon sea siempre igual de buena en todas tus fotografías, ya que la luz artificial es siempre constante y por último te ofrece una nueva ventaja, puedes orientarla a tu antojo.

Dependiendo del tipo de luz que emplees, has de utilizar diferente equipo fotográfico para poder hacerlo.

La primera opción es el uso de luz fria, o lo que es lo mismo varios flashes simultaneos proyectados con sus respectivos paraguas. Es evidente que esta elección te obliga a realizar un gran desembolso y a tener un absoluto conocimiento del equipo que vas a utilizar, así que la descartamos y nos concentramos en la segunda opción que es el empleo de luz caliente, o lo que es lo mismo, focos.

Pero todavía queda algo por decidir. O bien continuas utilizando película de foto como hasta ahora , lo que implica que has de comprar unos focos de fotografía con filtros azules de luz día para convertir la luz amarilla de las lámparas de tungsteno en blanca, o bien utilizas unos focos corrientes sin filtros y empleas película de diapositivas especialmente desarrollada para luz de tungsteno. Para pensarlo tienes que comparar los precios de todos los artículos a comprar. Por ejemplo, si utilizas material para fotografía los focos serán más caros, pero si utilizas diapositivas, tarde o temprano necesitarás un proyector. La decisión es tuya y has de saber cómo afecta a tu bolsillo una u otra, ya que los resultados son igual de buenos con cualquiera de los dos métodos tal y como vas a poder comprobar en los siguientes ejemplos.

Nuestro estudio de ejemplo, como puedes observar, ha sido construido sobre el terreno del modo más económico posible.

Sobre una mesa, se han adaptado unos largeros ajustables para soportar el fondo y los focos, que por cierto provienen de los empleados para iluminación exterior en jardines y parques. En este caso se usan tres focos de 500w cada uno, y se situan de modo que mitigan cualquier sombra que pudiera proyectarse delante de nuestra maqueta. Los focos tienen unos brazos orientables que hacen muy facil esta labor. Además se les ha puesto un filtro con un simple papel vegetal ante la pantalla para conseguir una luz más difusa que literalmente envuelve a tu modelo. Los fondos de fotografía los puedes encontrar de diferentes tamaños y en una amplia gama de colores pudiendo escoger además entre difuminados o planos.

En esto últimos ejemplos puedes descubrir, a simple vista, que ya se ha mejorado mucho la calidad de todas las imagenes debido a que la iluminación artificial no suaviza los contrastes entre los colores como suele suceder con la luz natural.

La iluminación es ahora proporcional al tamaño de nuestro modelo.

Por fin la fotografía de maquetas no tiene límites para ti, permitiéndote recrear cualquier detalle de tu modelo con total fidelidad, y mostrar todo el trabajo que se esconde detrás de cada una de nuestras obras.

Ya no tienes que extenderte en palabras para poder hacer justicia a todo tu esfuerzo.

Ahora sólo depende de ti el poder llegar a conseguirlo pronto.

 
 

Texto
CMT - Luciano Rodríguez
Fotografía
CMT - Luciano Rodríguez y Miguel Jiménez
Modelos
CMT - Ricardo Rodríguez; CMT - Rodrigo Navarro; CMT - Luciano Rodríguez; Jorge López y Miguel Jiménez

página anterior   inicio
 
colabora@panzernet.com