Cordones de soldadura
por Antonio Tomas Aguilera Cano

Con plástico estirado

Estoy liado con un Pzjg I de Italeri/Zvezda y una de las carencias de la maqueta es la falta de reproducción de las soldaduras en diversas partes de la misma.

En estas fotos os muestro como he solucionado el problema, usando plástico estirado. Aunque este método es más que conocido y ha sido divulgado en revistas, libros, compendios, etc..., nunca viene mal recordar estas técnicas básicas, además, así hago pruebas con mi nueva cámara digital, una Fuji FinePix 5600.

Espero que os pueda servir para algo.

1º.- Seleccionamos un trozo de grapa donde vienen sujetas las piezas de las maquetas y le eliminamos las marcas del molde que tendrán a todo su largo. Cuanto más redondo sea dicho trozo de grapa mejor, debiendo descartarse los que tengan sus dos mitades desplazadas, ya que forman un escalón que luego al estirar el plástico no nos proporcionará una varilla cilíndrica.

Giramos el trozo de grapa entre los dedos a unos 3 cm. sobre la llama de una vela, hasta que el plástico se doble por su propio peso. Veremos como el plástico toma un brillo y textura característicos.

Es importante no quemar el plástico ya que no nos serviría para nuestro propósito, siendo mejor tardar un poco en calentarlo, al estar bastante separado de la llama, que querer hacerlo rápidamente acercándolo demasiado.

2º.- Es el momento de retirar el trozo de grapa de la vela y estirarlo.

Dependiendo de la velocidad con que realicemos el estiramiento obtendremos un hilo más o menos grueso. En este paso la práctica será nuestra maestra, además como el material a usar es poco costoso, no tenemos excusa para llevarnos "tres o cuatro" horas estirando plástico, hasta que nos salga a nuestro gusto.

3º.- Aplicando cuidadosamente pequeñas cantidades de pegamento líquido fijamos el hilo de plástico en las zonas donde queramos representar el cordón de soldadura. Para que se viera mejor en la foto, he usado un trozo de plástico un poco más grueso del que luego pegué realmente.

4º.- A un destornillador de los que venden en los "Todo a 100" le hacemos una muesca con la lima triangular que luego redondeamos.

5º.- Volvemos a aplicar un poco de pegamento líquido sobre el plástico estirado y aguardamos un par de minutos antes de marcar las "aguas" de la soldadura sobre el mismo. Seguramente, tendremos que dar, al menos, un par de pasadas con el destornillador para obtener un resultado aceptable.

Si os fijáis, en esta foto, hacia el lado derecho, veréis una soldadura hecha sin "metal de aportación", quiere decir que he reblandecido el plástico de la maqueta directamente, sin pegar plástico estirado. Podemos usar esta técnica cuando tengamos que reproducir soldaduras menos evidentes.

De todas formas, yo prefiero siempre que pueda usar el plástico estirado ya que queda más realista, además podemos afinar hasta obtener grosores realmente finísimos, que se pueden adaptar a cualquier tamaño de soldadura que intentemos representar.

6º.- En esta foto de la casamata del cañón, se ven unas soldaduras más gruesas que la de antes.



Con putty

El putty que más me gusta usar para este cometido es el Stuco de Molak o el de Italeri, con el de Tamiya no he probado nunca y con el verde de Squadron no me atrevo, porque lo noto muy pegajoso.

Creo que las explicaciones que llevan las fotos son suficientes para comprender el procedimiento, y si no aquí estoy para aclarar lo que queráis.

Una de las ventajas de este método es que el cordón de soldadura queda más irregular que con el del plástico estirado, además creo que es el ideal para las soldaduras que van en un surco entre dos planchas (por ejemplo, las del techo del Tigre I con las planchas verticales de la torreta).

Un saludo.






 

Texto y fotografía © Antonio T. Aguilera
Junio de 2007

 
colabora@panzernet.com